Si necesitas reducir la carga fiscal al ganar más de 40.000 euros.

A medida que aumentas tus ingresos anuales, podrías llegar a tributar hasta por un 56% de IRPF. Las SL tributan por el Impuesto de Sociedades tienen un gravamen general del 25%.A partir de los 40.000 € anuales de beneficios es recomendable crear una SL. Pero debes tener en cuenta que si los beneficios de la SL los quieres sacar de la SL y asumirlos como beneficio personal en lugar de dejarlos en la SL acabarás pagando más o menos los mismos impuestos.

Si quieres proteger tu patrimonio personal.

Como autónomo, tu patrimonio personal no esta protegido. Si por alguna razón no pudieras hacer frente a tus gastos como autónomo tus acreedores podrían saldar sus deudas con tus bienes personales.
Las S.L. establecen un escudo protector de tu patrimonio personal. La responsabilidad de los socios de una sociedad está limitada al capital que aportaron para constituirla. Esto significa, que si para constituir la Sociedad Limitada tu aportación fue de 1.500 €, estos 1.500 euros serán los que arriesgues.

Imagen y reputación.

La imagen de los autónomos no es muy positiva. Los autónomos siguen generando desconfianza y, sobre todo a la hora de buscar financiación.
Las grandes empresas quieren conocer la solvencia y otros datos que sólo puedes conseguir de una S.L. por lo que prefieren relacionarse con sociedades que con autónomos

Si vas a asociarte.

Si vas a asociarte con otros para un proyecto y esa relación continua a lo largo del tiempo es complicado repartir el trabajo, obligaciones y responsabilidades.
En una S.L. se reparten el capital en porcentajes y obligaciones de cada uno.

May 01, 2019