Deducir gastos de alquiler y suministros siendo autónomos.

A muchos de nuestros clientes les preocupa el hecho de poder deducirse los gastos de alquiler de su vivienda y los suministros. ¿Qué requisitos tiene que cumplir un gasto para ser deducible?

Requisitos para que un gasto sea deduclible:

  1. Que el gasto esté vinculado a la actividad económica que desarrollas.
  2. Que el gasto esté justificado.
  3. Que el gasto esté registrado dentro de tu contabilidad.

En el caso de que trabajes desde casa, los gastos de suministros y el alquiler no están tan claros ya que los gastos de tu actividad estarán mezclados con los de tu vida privada. Muchos de los clientes en nuestra gestoría en Palma nos preguntan si es posible deducirse el alquiler de su casa y la luz. A continuación te explicamos el criterio generalmente aceptado por hacienda.

Al estar mezclados los gastos personales con los profesionales, para solucionar esto hacienda acepta que como autónomo que trabaja desde su vivienda habitual, puedas desgravar el 30% de los gastos en suministros, sobre el % de la vivienda que uses para realizar tu actividad. Recuerda que no es un 30% sobre el total sino de un 30% sobre el porcentaje de la vivienda que uses para tu actividad. También deberás haber reflejado en el modelo 036 que realizas tu actividad en tu vivienda.

Gastos de alquiler de vivienda

Al igual que alguien que trabaja desde un local, si trabajas desde casa tienes derecho a deducirte el alquiler.

Puedes deducir el porcentaje de la vivienda que utilices para tu actividad. Por ejemplo, si pagas de alquiler 1000 €, la casa tiene 100 metros cuadrados y tú utilizas 25, podrás deducirte 250 € de ese gasto ( un 25%). Tienes que pedirle a tu casero que te realice dos contratos, uno como vivienda habitual y otro como centro de trabajo.

Suministros

En primer lugar, para que puedas deducirte el gasto, tendrás que asegurarte de que los recibos están a tu nombre. Si no eres el titular de las facturas no podrás hacerlo.

En principio para poder deducir este tipo de gastos deberías poder separar el gasto derivado de tu actividad de los consumos derivados de tu vida personal. Esto implicaría que para poder deducir la luz tendrías que tener dos contadores, contar con dos líneas de teléfono etc. Esto es algo completamente inviable y con lo que casi ningún autónomo cuenta. Por ello hoy en día si lo reflejas en el modelo censal 036, podrás desgravar en concepto de IRPF hasta un 30% de los gastos deducibles de suministros, sobre el % de tu vivienda afecta al desarrollo de actividad.

May 01, 2019